¿Cómo cambiar la potencia de luz contratada?



Durante estos meses de verano las subidas en el precio de la luz han sido muy sonadas. Alcanzando picos máximos históricos en el precio del kilovatio y superando los 150€ el kW/hora.

 

 

El consejo más repetido ha sido que nos habituemos a los nuevos horarios en base a las horas valle y cambiemos las rutinas, pero hay una solución mejor para abaratar la factura de la luz a final de mes.

Elige la potencia adecuada para tu hogar

Antes de pedir una reducción de potencia debes valorar cuántos aparatos eléctricos sueles tener conectados en casa, ya sea aparatos que estén conectado continuamente como otros que uses de vez en cuando.  Además, es mejor que medites bien la decisión, ya que solo puedes decir un cambio en la potencia una vez al año.

Por otro lado, puedes consultar el precio de la potencia que tienes mirando tu factura. En ella encontrarás tanto el consumo de energía (el consumo que realizas al mes, puedes controlarlo utilizando electrodomésticos de bajo consumo o bombillas led) como la potencia contratada. Es un coste que se repite mes a mes, es decir, un coste fijo y el precio depende de los kW contratados. Si contratas menos kW, tendrás menos potencia y pagarás menos.

Puedes hallar el consumo medio de tu hogar con una calculadora online de potencia o revisando varias facturas para hacerte una idea de la media de gasto por mes.

¿Cómo saber si necesito más o menos potencia?

Hay muchas maneras de darte cuenta si necesitas más o menos potencia, pero la más fácil es pensar si te saltan a menudo los plomos. En caso de que la respuesta sea que sí eso significa que tienes una potencia baja y que necesitas contratar más, ya que al saltarte los plomos con frecuencia corres el riesgo de que se estropeen los electrodomésticos y el cuadro eléctrico.

En cambio, si tu respuesta es que no, es muy probable que estés pagando de más por un extra de potencia que ni utilizas ni necesitas.

Lo más común es que tu comercializadora eléctrica te cobre por bajar o subir la potencia. Debido a que hay unos derechos de extensión y/o derechos de enganche por los que deben pagar todas las compañías y comercializadoras eléctricas.

¿Cómo hago el cambio?

Lo principal para realizar el cambio en la potencia eléctrica es que tengas claro cuál es tu comercializadora para poder contactar con ella e indicarle que quieres modificar tu potencia contratada. Para que el cambio se efectúe tendrás que darles estos datos:

  • El DNI y nombre completo del titular del contrato eléctrico.
  • El número CUPS.
  • La potencia que tenías y a la que quieres cambiarte.
  • El número de cuenta bancaria al que quieres que se efectúe la domiciliación de las nuevas facturas.

El segundo paso que tendrás que realizar es cambiar el ICP. Para ello tan solo tienes que esperar a que la distribuidora de tu zona residencial envíe a un técnico para que te cambiar el ICP o Interruptor de Control de Potencia. El cambio se puede producir entre 15 a 20 días laborables.

Si necesitas revisar tu potencia contratada para saber si realizar un cambio, no dudes en ponerte en contacto con tu distribuidora eléctrica. Desde AS Energy podemos ayudarte a revisar tu factura para disfrutar de las ventajas de pasarte a la eléctrica más transparente y asequible.




Descubre cómo puede mejorar tu tarifa de la luz

Puedes informarte de nuestras ofertas en el 900 303 100 o dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo: