Cuadro eléctrico: 6 cosas que debes saber



En todos los inmuebles hay un cuadro eléctrico, del que depende el adecuado funcionamiento del circuito eléctrico. A continuación, aclararemos algunas de las dudas más frecuentes que existen sobre él.

 

¿Qué es?

Lo primero y más importante es conocer qué es exactamente el cuadro eléctrico. Se trata de la parte de la instalación eléctrica donde están los elementos de control y protección de la energía. Se trata de uno de los elementos más importantes en todos los inmuebles en los que existe una instalación eléctrica. Todos los cables que forman parte de la instalación de electricidad confluyen en el cuadro eléctrico, y éste se encarga de repartir la potencia adecuada a todos los electrodomésticos y aparatos.

¿De qué se compone?

El cuadro eléctrico se compone de una serie de interruptores. Los cuadros modernos pueden ser de tres o cinco bloques.

Los de tres bloques incluyen el Interruptor de Control de Potencia (ICP), el Interruptor Diferencial (ID) y los Interruptores PIAs.

Mientras, los de cinco bloques, además de los anteriores incluyen el Interruptor General Automático (IGA) y el Interruptor PCS.

¿Qué tipos existen?

En líneas generales, se diferencian dos tipos de cuadros eléctricos. Por un lado, el antiguo, que no está estandarizado, de forma que existen múltiples modalidades de él. Hay algunos que únicamente tienen un interruptor general, mientras que otros tienen más componentes.

Y, por otro lado, el cuadro eléctrico moderno, que se viene instalando desde el año 2002. En él, los interruptores están agrupados en un mínimo de tres bloques.

¿Para qué sirve?

El cuadro eléctrico tiene principalmente dos funciones: evitar cortocircuitos y minimizar el riesgo de sobrecarga. Es un elemento de protección y seguridad tanto de la vivienda como de las personas que viven en ella.

¿Qué es la potencia eléctrica?

Seguro que en más de una ocasión has oído hablar de la potencia eléctrica. Pero ¿sabes qué es? Se define como la capacidad que tiene una determinada instalación para conectar un número de aparatos al mismo tiempo. Es decir, la cantidad de energía que una instalación eléctrica puede suministrar en un mismo momento.

Es importante calcular la potencia eléctrica óptima del hogar. ¿Qué ocurre si tienes más potencia contratada de la que te hace falta? Pagarás más en la factura de la luz de forma innecesaria. Si, en cambio, tienes menos potencia contratada, en cuanto enchufes varios aparatos saltarán los plomos.

Por lo general, aumentar la potencia eléctrica sale más caro que reducirla, pero las comercializadoras únicamente permiten a los clientes una bajada al año.

¿Por qué se va la luz?

Cuando se va la luz, la causa puede estar en un problema en la distribución del suministro o que has sobrepasado la potencia contratada.

Si observas que los interruptores están bajados en el cuadro eléctrico, puede deberse a diferentes causas.

Si se trata del interruptor ICP, el problema es que hay demasiados aparatos conectados para la potencia que tienes contratada. La solución en este caso es muy sencilla: desconectar los aparatos, subir el interruptor y evitar utilizarlos todos al mismo tiempo.

Si en cambio es el interruptor ID el que está bajado, hay una fuga de corriente en tu vivienda. Lo que debes hacer para facilitar el trabajo del técnico es desenchufar todos los aparatos y electrodomésticos e ir enchufándolos uno a uno. Cuando el interruptor vuelva a saltar, has dado con el que está variado.

Y, por último, el interruptor PIAs. Cuando se baja puede deberse a dos razones: hay un enchufe con cortocircuito o hay un electrodoméstico averiado.

Finalmente, queremos recordar la importancia de realizar una revisión exhaustiva de la instalación eléctrica cada cinco años.




Descubre cómo puede mejorar tu tarifa de la luz

Puedes informarte de nuestras ofertas en el 900 303 100 o dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo: