¿Cuáles son las horas más baratas de luz?



El inicio de este año ha traído un encarecimiento en el recibo de la luz en torno al 21% respecto al ejercicio anterior. Pasando de una factura media de 15,4 euros a 19,37 euros. Un hecho que ha llevado a muchos usuarios de este servicio doméstico a adaptar nuevas estrategias para abaratar el consumo de esta energía. Uno de los más relevantes, y prácticos a la vez, consiste en decantarse por los horarios en donde menos penalizado es el uso de la electricidad.

 

Si el cliente de las compañías eléctricas suscribe un contrato con una tarifa con discriminación horaria, contará con más de la mitad del día (en torno a 14 horas) con un precio más asequible que antes. ¿Cuáles son los horarios que pueden ayudar a que los consumidores contengan con mayor eficacia esta necesidad en los hogares españoles? Pues bien, las tarifas más económicas son las que corresponden a los periodos valle o supervalle.

Los horarios nocturnos los más baratos

El primero de ellos es el que genera una discriminación horaria en dos periodos. Mientras que el segundo lo amplía a tres periodos. En cualquiera de los casos, se concentran en los horarios nocturnos y que son los que ofrecen unas ofertas más baratas a sus destinatarios. En algunos casos, puede venir acompañado por la propia actividad de clientes que no están en su casa durante el día por diferentes motivos.

No obstante, es conveniente que estas personas sepan los horarios que rigen en los periodos valle para que puedan aligerar su factura de la luz a partir de estos momentos. Se centra entre las 22 horas de la noche y las 12 de la mañana en los meses de invierno. Mientras que en el verano se adelanta una hora al pasar de las 23 horas las 13 horas. A través de este contrato en el servicio eléctrico se puede llegar a reducir el gasto mensual en hasta casi el 50% respecto a las horas punta.

Tarifa con precio fijo

De todas las formas, los consumidores que lleven a cabo un consumo regular durante el día también pueden beneficiarse de algunos descuentos en la factura. En este caso por medio de una tarifa con un precio fijo que esté adaptada a sus hábitos y costumbres en su relación con el servicio eléctrico.

A pesar de todo, si lo que se desea es una mejora sustancial en el presupuesto familiar que se destina a este consumo la mejor de las alternativas pasa por la contratación de una tarifa con discriminación horaria. El único requisito para acceder a la misma reside en que el peaje de acceso que se aplica a la fuente de suministro sea formalizado con esta propuesta.

Aunque también se puede aportar una documentación para suscribir esta tarifa nocturna. Entre los que destacan, aparte de los datos personales, la potencia contratada y el Código CUPS. Siendo una actuación que está abierta a todas las personas que deseen cambiar su contrato incluso en el mercado regulado. Para que el próximo mes puedan disfrutar de esta discriminación en dos o tres periodos, en funciones de sus necesidades personales o familiares. Donde a partir de las primeras horas de la noche podrán realizar las tareas de mayor consumo eléctrico. En especial, las vinculadas con los electrodomésticos aparatos de mayor consumo.

De la misma manera que a través de algunas ofertas de las eléctricas se puede conseguir bonificaciones entre el 10 % y 20 % sobre el recibo inicial. Como, por ejemplo, unificando las facturas de la luz y el gas o llevando a cabo las gestiones en formato online.




Descubre cómo puede mejorar tu tarifa de la luz

Puedes informarte de nuestras ofertas en el 900 303 100 o dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo: