Consejos para pagar menos en tu factura de la luz



El precio de la luz es una de las principales preocupaciones de muchas familias ya que la factura de la electricidad es una de las partidas más importantes del presupuesto familiar. A continuación, hemos seleccionado una serie de consejos muy útiles para pagar menos en la factura de la luz.

Potencia y tarifa

Lo primero que debes hacer si quieres ahorrar dinero en la factura de la luz es ajustar la potencia que tienes contratada. Puede suponer hasta un 20% del coste total de la factura, y corresponde al precio que pagas independientemente de si consumes energía eléctrica o no. Es decir, si tienes un piso cerrado y que no utilizas, la potencia es lo que pagas de la factura de la luz. Por lo tanto, si tienes una potencia superior a lo que necesitas, es muy probable que estés pagando de más.

En el mercado actual hay dos tipos de tarifa: con discriminación horaria o sin ella. ¿Qué significa la discriminación horaria? Que hay unas horas del día en las que la luz es más barata y otras en las que es más cara. Si consumes más del 35% de la energía eléctrica durante las horas en las que la luz tiene un precio más bajo, puedes contratar esta tarifa. Por lo general, las horas valle van de 22:00 a 12:00 en invierno y de 23:00 a 13:00 en verano.

Bombillas LED

Seguro que has oído hablar de las bombillas LED porque son las mejores para cuidar tanto el medio ambiente como tu bolsillo. Gracias a ellas puedes ahorrar hasta un 80% con respecto a las bombillas tradicionales. Además, tienen una vida útil hasta 12 veces mayor.

Otro consejo muy útil que puedes tener en cuenta es el de instalar interruptores divididos en las estancias de tu casa. De esta manera enciendes únicamente las luces que sean necesarias en cada momento.

Stand-by de electrodomésticos y aparatos electrónicos

Si realmente quieres ahorrar en la factura de la luz sin tener que hacer grandes cambios en tu vida diaria es tan fácil como evitar el stand-by de algunos electrodomésticos y aparatos electrónicos como el televisor o la cafetera, por ejemplo. ¡Mucho cuidado con el cargador del móvil! Si lo tienes enchufado, aunque no tengas conectado el terminal, consume electricidad. En líneas generales, si apagas todo lo que se queda con el piloto encendido puedes ahorrarte un 10% del gasto anual.

Calefacción y aire acondicionado

Los sistemas de climatización consumen mucha electricidad, así que debes tener especial cuidado con ellos. En invierno, la temperatura ideal de la calefacción oscila entre los 19 y los 21 grados por el día, y los 15 y 17 grados por la noche. Cada grado por encima puede disparar el consumo en un 7%.

En verano ocurre exactamente lo mismo con el aire acondicionado. Por mucho calor que haga en la calle nunca lo pongas por encima de los 26 grados. Y recuerda ventilar la casa a primera hora de la mañana. Luego, baja las persianas y cierra las ventanas.

Electrodomésticos eficientes

Durante el proceso de decisión de compra de los electrodomésticos debes tener en consideración la etiqueta energética. Desde el 1 de marzo de 2021 es más sencillo, porque se han eliminado las clases A+, A++ y A+++, y el sistema de puntuación establece las siguientes clases: A, B, C, D, E, F y G. Te recomendamos que compres electrodomésticos de la clase A ya que, aunque su precio de venta es más elevado, en poco tiempo tendrás amortizada la inversión por el importante ahorro energético que suponen.






Descubre cómo puede mejorar tu tarifa de la luz

Puedes informarte de nuestras ofertas en el 900 303 100 o dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo: