¿En qué consiste la solución "ibérica" para el precio de la luz?



Tras el acuerdo político alcanzado a finales del mes de abril entre la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, y su homólogo portugués, Duarte Cordeiro, la Comisión Europea ha aceptado establecer un límite de 50 euros el megavatio hora (MWh) durante un año al precio de la generación eléctrica con ciclos combinados. El límite está muy por encima de los 30 euros/MWh que habían propuesto en un principio España y Portugal para reducir a la mitad la factura de la luz.

“Vamos a celebrar un Consejo de ministros extraordinario para aprobar el tope al precio del gas que se utiliza para producir electricidad, reduciendo así el recibo de las familias, las empresas y las industrias”, ha asegurado este jueves el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un foro.

Según los expertos, con esta nueva referencia, el ahorro para los consumidores va a ser “significativo”, pero todavía queda por conocer los mecanismos del nuevo sistema

Solución “ibérica” para limitar el precio de la luz y del gas

El primer ministro portugués, António Costa, ha anunciado que la Comisión Europea ha aprobado esta semana poner un límite al precio del gas. "Hoy mismo, por la mañana, la Comisión Europea dio luz verde a la propuesta portuguesa y española para evitar la contaminación del precio de la electricidad por la subida del gas. Es una medida de gran alcance", ha explicado.

España y Portugal han conseguido llegar a un acuerdo político con la Comisión Europea para poner un techo al mercado mayorista de la electricidad en España y Portugal el precio del gas, que utilizan las centrales de ciclo combinado para la producción de la luz, con el claro objetivo de reducir la factura de los consumidores.

La aplicación del techo tendrá una duración de un año. Comenzará con un precio promedio del gas de 40 euros MWh, para a continuación estabilizarse en 50 euros/MWh durante el resto del periodo.

A esta cantidad hay que sumar el coste de la subvención del gas para compensar a las centrales térmicas a las que les ha afectado la limitación de precios. Por lo tanto, el precio final del mercado se podría situar en torno a 150 euros, lo que equivaldría a un ahorro del 30% en el coste de la energía en comparación a la referencia que ha marcado en el primer cuatrimestre de 2022.

Teniendo en cuenta que la energía supone un 75% de la factura de los consumidores domésticos, el efecto final en la factura sería de aproximadamente un 22%.

La aplicación de este sistema temporal podría llegar a beneficiar al 37% de los consumidores domésticos que tienen la tarifa regulada (PVPC) contratada. En el caso de los clientes industriales, entre las que se incluyen las Pymes, el nuevo techo podrá afectar a un 70% de los mismos.

Junto a esta medida, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica y para el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anunciado que el Gobierno está trabajando en un plan de eficiencia y ahorro energético en el marco de la Administración General del Estado (AGE). También está elaborando una guía con “recomendaciones” para los consumidores, tanto particulares como empresas, para disminuir el consumo de energía y las importaciones de combustibles fósiles.

“Va a suponer una importante protección y un factor de predictibilidad y tranquilidad ante futuras subidas de los precios internacionales de la energía en un escenario geopolítico de una enorme volatilidad e incertidumbre”, ha asegurado el presidente.






Descubre cómo puede mejorar tu tarifa de la luz

Puedes informarte de nuestras ofertas en el 900 303 100 o dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo: