7 trucos para ahorrar energía en tu día a día



Ante el aumento imparable del precio de la luz, ahorrar energía se ha convertido en una de las principales prioridades para las familias. Más allá de instalar electrodomésticos eficientes o ventanas con doble acristalamiento y cámara de aire para un mejor aislamiento de la vivienda, existen pequeños hábitos que permiten ahorrar luz en casa.

Potencia eléctrica

Según datos de la Organización de Consumidores y Usuarios, cada kW de potencia supone casi 40 euros anuales. Por esta razón es tan importante ajustar la potencia eléctrica a las necesidades del hogar para ahorrar energía. La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) permite modificar la potencia contratada en dos ocasiones entre el 1 de junio de 2021 y el 31 de mayo de 2022.

Temperatura óptima

Un termostato programable supone un importante ahorro en la factura de la luz ya que ajusta la temperatura a las necesidades de los habitantes de la vivienda. Durante el día, la temperatura ideal para un hogar oscila entre los 20 y los 23 grados, y por la noche entre los 15 y los 17 grados. Gracias a este termostato, se puede programar la calefacción para que se encienda unos minutos antes de llegar a casa.

Uso de los electrodomésticos

Hacer un uso correcto de los electrodomésticos es clave para que la factura de la luz no se dispare. La diferencia de lavar a 40 grados en lugar de hacerlo a 60 grados tanto en el lavavajillas como en la lavadora puede suponer un ahorro energético de hasta el 55%.

A la hora de cocinar, es importante utilizar cazuelas y sartenes con el diámetro adecuado para cada fuego. De lo contrario, se derrocha el calor. El frigorífico es el electrodoméstico que más consume. Debe estar a una temperatura de entre 3 y 7 grados y, además, hay que mantener la parte trasera ventilada y sin polvo para que funcione a máximo rendimiento.

Stand-by

El stand-by, también conocido como falso apagado, puede suponer hasta el 10% de la energía eléctrica que una familia consume a lo largo del año. Hay muchos aparatos que son “vampiros de energía” si permanecen enchufados, como la televisión o el ordenador. Para ahorrar en la factura de la luz, simplemente hay que desconectar por completo estos aparatos.

Bombillas LED

Las bombillas LED, también conocidas como bombillas de bajo consumo, son una gran fuente de ahorro de energía en comparación con las bombillas tradicionales. Este tipo de bombillas consumen entre un 80% y un 90% menos de energía y, además, duran hasta ocho veces más. La vida útil promedio de una bombilla halógena es de 2.000 horas, mientras que una LED puede durar hasta 15.000 horas.






Descubre cómo puede mejorar tu tarifa de la luz

Puedes informarte de nuestras ofertas en el 900 303 100 o dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo: