¿Cómo alargar la vida de tu caldera?



Estamos a finales de noviembre y eso significa que cada vez nos acercamos más al invierno y con ello a necesitar la calefacción. En muchos hogares hay caldera de gas para calentar el agua y tener calefacción. Es probable que, si vives en un piso de alquiler, tengas una caldera bastante antigua. No te preocupes, si llevas un buen mantenimiento podrás alargar su vida y mantenerla en las mejores condiciones.

Si, por el contrario, en tu casa cuantas con una caldera nueva o muy reciente también es recomendable que la cuides y mantengas en las condiciones óptimas para evitar fugas, problemas o acortar su vida útil. Para ello debes prepararla bien de cara a la bajada de temperaturas que cada vez están más cerca.

Pasos previos a encender la calefacción a pleno rendimiento

Para evitar que la caldera sufra problemas por el aumento drástico en su uso es importante que compruebes que la tienes activado el modo de invierno en la caldera, suele identificarse con el dibujo de un copo de nieve o el dibujo de un radiador.

El siguiente paso debe ser centrarnos en la presión de nuestra caldera, la cual jamás deberá sobrepasar el 1,5 bares ni bajar de 1. Para modular la presión podemos hacer como con la presión de las ruedas del coche, simplemente con abrir la llavecita hasta que los medidores te marquen que la presión se encuentra entre 1 y 1,5. En cambio, si tienes una presión mayor de 1,5 debes purgar algunos radiadores hasta que baje.

Por último, también es importante revisar y prestarle especial atención al termostato. Es una parte clave de la caldera, ya que es la que nos ayuda a controlar la temperatura y el gasto energético. Lo más eficiente energéticamente es tener siempre el termostato de la caldera a 70ºC.

Consejos para mantener tu caldera como nueva

Además de los que te hemos contado antes, si incluyes estos nuevos tips tendrás tu hogar caliente durante todo el invierno y podrás relajarte sin miedo a quedarte sin calefacción.

  • Asegúrate que todas las conexiones de tu caldera están en perfecto estado y enchufadas correctamente. No te olvides de verificar que tanto la conexión eléctrica como las tuberías de agua y gas pueden entrar y salir sin problemas de tu caldera.
  • La limpieza es tu mejor amiga. Mantener tu caldera limpia es sinónimo de durabilidad, si al limpiarla encuentras hollín se debe a una mala combustión y es necesario avisar al técnico. También tienes que asegurarte que no hay ninguna fuga de aire ni gas en los conductos o juntas de tu caldera.
  • Mantén limpias y controladas todas las rejillas del aire, ya que pueden bloquearse e impedir el paso del aire caliente. Purga bien los radiadores para que no se acumule aire en su interior y no se desperdicie energía mientras está encendida la calefacción. Mantén una temperatura de entre 18ºC y 21ºC para que el ambiente de tu hogar siempre sea cálido, pero también responsable con el medio ambiente.
  • Muchas personas cierran la llave del gas cuando van a ausentarse de casa por un largo período (un viaje de varios días o unas vacaciones más largas). De esta manera evitas posibles fugas o incidencias cuando no estés en casa.
  • Realiza una revisión anual de la caldera, puedes avisar a tu compañía o a un técnico experto. Cuidado con los técnicos que no están autorizados, ya que sus revisiones no tienen validez para las compañías de luz y gas.
  • Es crucial que, si en algún momento detectas cierto olor a gas, abras rápidamente todas las puertas y ventanas de tu hogar, después cierra la llave de paso y avisa cuanto antes a tu compañía para que envíen un técnico cuanto antes a tu casa.

¡Con estos consejos y trucos tendrás tu caldera como nueva muchos años! Consúltanos si tienes cualquier tipo de duda. 




Descubre cómo puede mejorar tu tarifa de la luz

Puedes informarte de nuestras ofertas en el 900 303 100 o dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo: