Cómo ahorrar en la factura de la luz: trucos para pagar menos



Tras los últimos cambios que hemos vivido en la factura de la luz es normal llegar a pensar que una buena parte de tu sueldo se va a ir en pagar esta factura, pero lo cierto es que si sabes cómo ahorrar en la factura de la luz, el importe a pagar puede bajar significativamente.

 

 

Y precisamente ese es el objetivo de este artículo, en el que te vamos a mostrar algunos pequeños trucos con los que notarás cómo el consumo de luz baja a la vez que adoptas unos hábitos eléctricos más responsables.

 

Contrata la potencia que necesitas

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado cómo ahorrar electricidad. Pues el primer paso que debes dar es ver qué potencia tienes contratada. A veces suele ocurrir que estás pagando por una potencia que cubre más que de sobra tus necesidades.

Para saberlo hay un indicativo muy sencillo: si nunca te ha saltado el automático por conectar demasiados aparatos, probablemente tengas una potencia muy alta contratada.

Este sobrante de potencia se ve reflejado en tu factura, por lo que si puedes permitirte bajar la potencia contratada, también lo hará el importe de tu próxima factura de luz.

 

Haz uso del horario para ahorrar luz

Otro aspecto que ahorra luz es aprovechar al máximo las horas valle, es decir, usar los electrodomésticos que más electricidad consumen en las horas en las que el precio por kW es más barato.

Esto es cuestión de hábitos. Una vez que adaptes tu rutina diaria a poner la lavadora o el horno a determinadas horas, habrás conseguido unos euros extra todos los meses.

 

Estudia las propuestas de otras compañías eléctricas

Una de las acciones más lógicas que debes llevar a cabo es consultar qué compañía te ofrece el precio más bajo. En muchas empresas eléctricas puedes solicitar una comparación para ver cuánto podrías ahorrarte con el cambio de compañía eléctrica.

En AS Energy te podemos enviar esa comparación directamente por e-mail y sin ningún tipo de compromiso, verás cuánto puedes ahorrarte si te vienes con nosotros.

 

Desconecta los aparatos que no utilices

Hay muchos aparatos electrónicos que, aunque no los uses, siguen funcionando. Un ejemplo puede ser la televisión, la videoconsola o el ordenador.

Este modo se llama stand by y, aunque el consumo es mínimo, lo cierto es que está aumentando tu factura sin ningún motivo.

En estos casos lo recomendable es apagar completamente el aparato mediante un botón analógico, y si eso no es posible puedes conseguirlo con un gesto tan simple como instalar una regleta con interruptor.

 

Programa tus tareas en una sola vez

Hay determinados electrodomésticos que gastan bastante más luz que otros. Uno de estos electrodomésticos es la plancha, por ejemplo. Si a esto le sumamos que es una de las tareas domésticas con menos seguidores, puede ser una buena idea concentrar todo el trabajo de plancha de la semana en una o dos veces. De esta manera el ahorro de electricidad lo notarás a final de mes.

 

Al aprender cómo ahorrar en la factura de la luz reducirás tu consumo notablemente y adquirirás hábitos respetuosos con el medioambiente, algo que beneficia al planeta sea cual sea el precio de la luz.




Descubre cómo puede mejorar tu tarifa de la luz

Puedes informarte de nuestras ofertas en el 900 303 100 o dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo: