Batch cooking: qué es y cómo influye en tu factura de la luz



La falta de tiempo, la dificultad para conciliar trabajo, vida familiar y tareas domésticas y la necesidad de ahorrar en las facturas de sus ministros como el agua y la luz hacen que a diario surjan nuevas actividades para optimizar todos estos recursos y tiempo. Una de ellas es el Batch cooking.

Si eres de esas personas que se han preguntado últimamente: ¿El batch cooking, qué es? Es porque seguramente habrás escuchado alguna referencia en la televisión, Internet o conoces a algún amigo que lo practica.

 

 

En pocas palabras el batch cooking tiene un significado sencillo: es una forma de cocinar que optimiza tiempo, recursos y alimentos. De esta manera, en una sola sesión de un par de horas se puede preparar la comida de toda una semana y reducir así tanto el esfuerzo como el tiempo o el gasto de luz.

 

Qué es el batch cooking

Regresar de la oficina a las 3 de la tarde y darse cuenta de que no hay nada para comer. Esta es una realidad a la que se enfrentan diariamente muchas personas: el resultado de este escenario es que se acaba abriendo la nevera y comiendo cualquier cosa, convirtiendo la dieta diaria en algo poco saludable y rico.

Para ello hay una solución, que es el batch cooking: cocinar en la tarde del domingo hasta 5 platos que se mantienen en perfecto estado toda la semana, pueden calentarse fácilmente en el microondas de casa o incluso en la oficina y configuran una dieta equilibrada y rica.

Uno de los puntos a favor que tiene la cocina de batch cooking es que las recetas utilizan unos alimentos similares combinados de distintos modos (proteína, salsa, guarnición, entre otros), de manera que se puede comer muy variado sin apenas esfuerzo.

 

Cómo debes organizar tu batch cooking

Para organizar el batch cooking de cada semana hay que pensar en esas 'secciones' que debe tener toda comida. En primer lugar está la proteína. Se recomienda utilizar pechuga de pollo, salmón o alguna pieza magra del cerdo. Todo esto se puede hornear fácilmente y aguanta tanto en el frigorífico como en el congelador.

Además, hay que preparar algún tipo de guarnición: verduras al horno, quinoa, arroz basmati, etc. Todos estos ingredientes también se regeneran de manera muy adecuada en el microondas.

Por último, siempre se puede utilizar una salsa para regar el conjunto y devolver aún más jugosidad a la mezcla: pesto de espinacas, pico de gallo, salsa picante de chiles o salsa de yogur griego y pepino... Estas son algunas de las opciones más utilizadas, ya que combinan bien con todas las carnes y pescados utilizados.

 

Beneficios del batch cooking para la factura de la luz

Además de mejorar la dieta de los trabajadores y reducir notablemente el tiempo de cocinado a una única sesión a la semana, el batch cooking también tiene efectos muy positivos respecto al gasto de energía: en apenas un par de horas y trabajando con el horno y un par de sartenes se pueden conseguir los 5 platos para enfrentar las jornadas laborales.

Si se plantea con inteligencia y previsión, se puede llevar a cabo la sesión de batch cooking el domingo, aprovechando que todo el día es 'hora valle' en la nueva factura de la luz, y que así el gasto energético sea lo más barato posible. Saber qué es el batch cooking y utilizarlo para optimizar el tiempo, el esfuerzo y la energía es algo que cada vez hace más gente.




Descubre cómo puede mejorar tu tarifa de la luz

Puedes informarte de nuestras ofertas en el 900 303 100 o dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo: